BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

9 may. 2010

HISTORIA Y POLITICA, una relación inevitable

Desde este humilde espacio en la red trataré de vincular Historia y Política. Para muchos son disciplinas de estudio independientes una de la otra. Y para otros tantos ambas son aburridas. Nada más alejado de la realidad. HISTORIA Y POLÍTICA pueden llegar a ser fascinantes y ambas están entrelazadas de manera inevitable. La Historia intenta contarnos las acciones de los hombres del pasado y los hombres del presente recurren a ella para tomar ejemplos, revisar errores y tener en su poder una mayor y mejor comprensión de los tiempos pasados pero también de los actuales. Las acciones de la actual política repercutirá en la vida humana por venir y será la historia la que buscará entonces la interpretación de las políticas actuales. / En poco más de dos semanas estaremos conmemorando doscientos años de historia argentina. Será el Bicentenario de la Patria y se hace ineludible dejar mi impresión sobre aquellos tiempos en que comenzábamos a transitar un sendero independiente. Es verdad, la independencia fue declarada el 9 de julio de 1816 en la provincia de Tucumán. Pero los hechos de Mayo de 1810 adquieren una dimensión casi fundadora, épica //

1 comentario:

  1. El 25 de mayo de 1810 los criollos de la ciudad de Buenos Aires lograron desplazar del poder al virrey, es decir a la autoridad que en su momento fuera designada por el rey de España. La formación y establecimiento de una junta de gobierno en lugar del virrey era en sí mismo un hecho revolucionario en la dimensión política. Ciertamente no existieron cambios radicales en el conjunto de la sociedad. Tampoco lo fue de la noche a la mañana.

    ResponderEliminar