BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

4 abr. 2011

MIS IDEAS EN EL DEBATE..., Zurdos y kirchnerismo

Como veníamos diciendo, toda la sociedad se fue radicalizando y se entró en un espiral de violencia casi imparable. A la violencia del hambre y la desocupación los jóvenes y trabajadores respondieron incrementando la protesta social, la que a su vez llevó a un aumento de la represión estatal.
Las sucesivas dictaduras militares que sacaban a los gobiernos democráticos solo potenciaron la violencia que bajaba desde el poder y ella fue respondida con el accionar de la guerrilla.

Los jóvenes de los setenta vieron con simpatía las ideas de izquierda porque parecían una buena opción para llegar al poder y cambiar la realidad. Sí, estamos de acuerdo que el recurrir a las armas fue una pésima estrategia que terminó empeorando todo.
Pero insisto en que eso lo podemos decir ahora, que han pasado tantos años y que estamos fuera de ese espiral. Pero para quien estaba adentro era muy difícil visualizar otra salida. Sobre todo, porque lo que llamamos convicciones y compromiso, en esos tiempos adquiría una relevancia descomunal, siendo claro ejemplo de ello la militancia en Montoneros de importantes intelectuales (Walsh, Oesterheld) que terminaron desaparecidos por la dictadura.

Lo último que diré ahora, antes de aburrirlos, es que alguien dijo una vez que el kirchnerismo es la fuerza política que más a la izquierda puede ser tolerada por la sociedad argentina. No sé si es tan así. Quizás una parte de la sociedad está esperando que tire más de la cuerda. Pero no se puede negar que hay sectores sociales con pánico con lo poco que se ha hecho en esa dirección. No quiero imaginar a que estarían dispuestos si el gobierno nacional decidiera profundizar un poco más sus políticas de distribución y mejora de las clases más desposeídas.
Éste gobierno es de centroizquierda y no deberían asustarse tanto los que lo tildan de zurdo....

MIS IDEAS EN EL DEBATE..., Izquierda y guerrilleros

Lamentablemente en los años sesenta y setenta las ideologías propias de esas sociedades se fueron radicalizando y la violencia ya existente se hizo más extrema. Pero, ojo aquí, porque no se puede pensar que las guerrillas aparecieron por culpa exclusiva de la existencia de la izquierda. Tener una ideología de izquierda es una visión del mundo, lo mismo es para la derecha. Las diferencias radican en el papel que se les asigne tanto al Estado, como al Mercado o al hombre mismo. Muy simplificadamente diré que mientras la derecha privilegia el desenvolvimiento individualista en relaciones donde las fuerzas del Mercado tienen mayor relevancia que el Estado. En una sociedad más a la izquierda es el Estado el que tiene mayor preponderancia y las fuerzas del Mercado tratan de ser encauzadas para que los hombres procuren privilegiar la comunidad y no la individualidad. Algún día si quieren charlaremos del porqué ni la derecha ni la izquierda han logrado sociedades donde todos vivamos mejor. Pero lo que quiero destacar ahora es que las ideologías de izquierda jamás podrían ser consideradas perjudiciales por todos esos jóvenes que tenían como ideal un mundo mejor. Y para lograr ese ideal era necesario luchar contra un sistema capitalista que basicamente se nutre de las ideas de la derecha. No me van a decir ustedes que en su juventud, es decir ahora, no han tenido el impulso de acabar con el sistema, con el statu quo, y emprender una revolución? Claro,ahora, en los tiempos que vivimos, hablar de revolución está muy devaluado porque lo cierto es que las grandes revoluciones colectivas ya casi son inviables. Pero sí es válido pensar en una revolución personal a partir de nuestras actividades diarias. Es difícil saberlo pero quizás en los 70 también hubiese sido un guerrillero peleando por un ideal.

MIS IDEAS EN EL DEBATE CON LOS AMIGOS TUCUMANOS

Bien ahí Dani tratando de poner paños fríos y de paso tomarse unas cervezitas con los amigos! Pero no deberías preocuparte tanto, ni por nuestras opiniones, ni por las que vos puedas dar, ya que estamos hablando entre amigos. Como bien dijo Claudio, a veces se utilizan palabras fuertes que quizás puedan molestar a quien no está acostumbrado a usarlas. Aunque el estilo de Claudio es así: pegar-acariciar-pegar. Y está bien que así sea. Quiero decir, es su manera de polemizar, de expresarse y nadie podrá cambiarla. Aunque a veces me gustaría leer palabras un poco más suaves, no tan agresivas. Sabén porqué amigos? Porque, lamentablemente, nuestra historia y nuestras vidas actuales están repleta de violencia, de agresión y eso ha sido muy perjudicial para el país y para nosotros como sociedad. Ahora bien, habría que aclarar que hay distintos tipos de violencia, a veces características de cada etapa histórica, y que se hace muy difícil explicar una etapa si no nos aproximamos lo más que se pueda al pensamiento de esa época. Y esto no es tan fácil como se suele creer. Muchas veces opinamos de otros tiempos como si fueran los nuestros, pero las realidades y las ideologías de cada etapa pueden tener algun nexo en común, pero en sus dimensiones más profundas son muy diferentes. / Dicho esto me gustaría avanzar sobre lo que se dijo de los zurdos, los guerrilleros, del gobierno nacional, sumándole lo que decía sobre la violencia. Hay que aclarar que zurdo no necesariamente es sinónimo de guerrillero. Muchos jóvenes que simpatizaban con ideas de izquierda y que militaban en distintas organizaciones sociales totalmente ajenas a la guerrilla también fueron víctimas de la dictadura. Estudiantes secundarios o universitarios, delegados defábrica, o simplemente quienes colaboraban enun comedor o parroquia de una villamiseria