BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

10 abr. 2011

SECRETOS PELIGROSOS, Mabel

Puede decirse que Mabel era la amargada, la resentida del grupo. Hasta parecía ponerse muy nerviosa y agresiva cada vez que le hablaban de la organización de una reunión de ex-compañeros. Finalizada la secundaria, y al igual que la gran mayoría de las chicas, fue como si la tierra se la hubiese tragado. Nunca más se supo que fue de su vida, hasta el día que reapareció de la mano de Mirta, su más cercana amiga. / Mabel no era una mujer que la mayoría de los hombres pudieran considerar atractiva. Había llegado a convencerse de esa idea luego de años en la más pura soledad. Aunque ella tampoco ayudaba mucho para revertir esa opinión al vestirse como una anciana. Consideraba que debía salvaguardar su cuerpo de las miradas lujuriosas así como de los pensamientos impuros, aunque esto último fuese casi imposible de lograr. Ella había crecido bajo los rigurosos dictados de un severo doctrinamiento religioso. Sin embargo, ello no fue impedimento para que desarrollara un profundo odio hacia la gran mayoría de quienes habían sido sus compañeros de estudio. No era descabellado pensar que Mabel había regresado con la esperanza de hallar el momento oportuno para vengarse.