BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

23 jul. 2011

PANORAMA ELECTORAL: a 3 semanas del 14 de agosto y a 3 meses del 23 de octubre.

Con la definición de las candidaturas oficialistas en la Ciudad de Bs. As. y la Nación se entró de lleno en la recta final del proceso electoral 2011. En las últimas semanas se han concretado varias elecciones provinciales, al igual que en Capital Federal, que representó un triunfo para el actual jefe de gobierno, Mauricio Macri. Sin embargo tal triunfo no le ha permitido liberarse de la segunda vuelta, la cual deberá disputarla con Daniel Filmus, candidato porteño del Frente para la Victoria. Todo indica que Macri no tendrá inconvenientes en salir reelecto en sus funciones, puesto que en la primera vuelta obtuvo una diferencia sobre Filmus cercana a 20 puntos porcentuales. El 31 de julio se realizará la segunda vuelta. / Una semana antes, el 24 de julio, se ha de realizar la elección a gobernador en la provincia de Santa Fe, cuyo actual gobernador, Hermes Binner, es uno de los candidatos a presidente en la elección nacional. Todos los sondeos de intención de voto dan ganador al candidato del socialismo gobernante. Luego se estarían disputando el segundo lugar el candidato del FPV, Agustín Rossi y el candidato PRO, Miguel Del Sel, a esta altura la gran sorpresa del proceso electoral santafesino. El popular comediante se estaría beneficiando del voto radical que, luego de la ruptura Alfonsín- Binner, comienza a despegarse de los socialistas y, a su vez, del voto de los peronistas reutemistas, disconformes con el kirchnerismo. Las recientes declaraciones de Reutemann, declarándose peronista pero diferenciándose del kirchnerismo, no serían nada inocentes y estarían en sintonía con el crecimiento del candidato PRO. / Ahora bien, a partir de todos estos datos objetivos se podrían hacer varias lecturas y apreciaciones. Intentaré desarrollar algunas. Si se tiene en cuenta las elecciones concretadas este año y el probable resultado en Capital Federal y Santa Fe, la tendencia muestra claramente que los oficialismos logran conservar el poder. ¿Qué nos indica ese dato? Basicamente que la gente, en general, no está pidiendo un brusco cambio en la conducción política y/o en la situación económica. Cierto es que cada distrito tiene su realidad y sus matices. A priori ya se sabía que la Ciudad de Bs. As, Santa Fé y Córdoba son reacias al kirchnerismo, sobre todo a partir del conflicto con el campo. La provincia de Bs As también supo mostrarle sus dientes al gobierno mientras le sonreía a De Narvaez. Los radicales han pretendido explotar ese fenómeno sin advertir que la realidad ya no es la misma en el distrito bonaerense. Hay quienes se entusiasman aún con un candidato o frente opositor que logre vencer al gobierno. No está mal que así sea ya que la esperanza es lo último que hay que perder. Paradójicamente han sido los grandes medios los que contribuyeron a crear el mito de que Cristina es imbatible, mito que ahora buscan desesperadamente destruir, ante lo que consideran claros indicios de que se le puede presentar batalla al oficialismo nacional. Hasta no hace muchos meses atrás los medios monopólicos sostenían que el gobierno nacional estaba en su peor nivel de aprobación en la opinión pública y que no solo que no alcanzaría el 40 por ciento de los votos sino que perdería frente a su rival en una segunda vuelta. Pero la gestión diaria de la política y el impacto de la muerte de Néstor Kirchner contribuyeron en gran medida a revertir la consideración popular sobre el gobierno y ciertos medios no monopólicos empezaron a difundir encuestas que la ubicaban a la presidenta muy próxima al 40 más uno. Del otro lado no se mostraban encuestas que indicasen lo contrario, presumiblemente porque no las tenían y ello fue posibilitando un crecimiento aún mayor de la consideración popular con respecto a la presidenta y su gobierno. Que Cristina Fernández logré pasar el 40 por ciento en intención de voto o no es un dato meramente anecdotico. De ocurrir una segunda vuelta no se produciría el anhelo opositor de que su candidato reciba el total apoyo de todas las fuerzas opositoras con tal de evitar el triunfo de Cristina. La realidad es muy distinta a la segunda vuelta de la elección del 2003, en la que Menem se bajo de la contienda electoral porque sabía que perdería por paliza frente a Kirchner. / Macri y Pino Solanas también se tuvieron que bajar de la presidencial 2011 porque todo indicaba que perderían frente a Cristina. Es cierto que Macri era la única garantía de triunfo PRO frente a Filmus, pero las encuestas indican que está por debajo de Cristina en la consideración de los porteños. Cerca de 800 mil de ellos han votado a Macri, pero el PRO no tiene un candidato presidencial. ¿a quienes votaran entonces los porteños en la elección presidencial? A Binner? A Carrió? A Ricardo Alfonsín? A Duhalde? Es de suponer que el voto macrista se fragmentará. No así los casi 500 mil votos a Filmus, que no es un techo sino un piso que puede crecer aun más en favor de Cristina Fernández de Kirchner. //