BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

22 ago. 2016

LUCIÉRNAGAS DE SOLANO. La Historia como puñal de salvación. Reflexiones

Hay dos partes en el libro de Víctor Gabriel Gullotta que me han llamado poderosamente la atención, llegando incluso a emocionarme.
Me estoy refiriendo a la "Introducción" y , casi en el final, "Testimonio de una vida".
En ellas podría decirse que explicita los fundamentos, las raíces mísmas de su filosofia; la de su estilo literario y, en definitiva, la de su existencia.
Paradógicamente, dichos fundamentos no son solo parte de su búsqueda personal y solitaria. También son propios de los procesos creativos de todos nosotros, aunque no los hayamos advertivo o directamente negado.

Qué es lo qué en definitiva busca el artista, el escritor? Quiere saber la verdad, o en todo caso, acceder a ciertos conocimientos que lo aproximen a la verdad, al núcleo de las cosas

Por eso es que plantea la necesidad de preguntarse por el Ser de nuestro pasado:

"Exponemos la vida de una parte de las infinitas historias de Solano con el anhelante propósito que abran el camino de una mirada "horizontal", y develar en sí mismas todo aquello sepultado por la mala intensidad y la oscuridad de la vida moderna. A cada rato escuchamos: ya fue; se ha perdido para siempre. Y en vez de ser esto motivo para una reflexión dolorosa clamando al cielo, damos en cambio vuelta la página y seguimos con el alocado ímpetu de nuestros días".

Pensemos en esto. Evitar la reflexión dolorosa; no mirar atrás; lo que importa es el presente.

Desde hace un tiempo no muy extenso me ha interesado saber sobre el pasado de mis parientes; reconstruir parte de la historia familiar.
Para ello es imprescindible recurrir a la formulación de ciertas preguntas, y con ellas interrogar a la mayor cantidad de familiares posibles, en especial a los que tienen mayor edad.
Sin embargo, dicha tarea del investigador no siempre es tan sencilla. Así por ejemplo tengo primos que me han pedido que no insista en indagar mucho más porque ello podría causar dolor a sus padres.
Algunos tíos han dudado del valor que pudiera tener el rescate de sus recuerdos. Incluso han expresado, plenos de convicción, que lo único que les interesa a esta altura de sus vidas es el tiempo presente.
Respeto sus puntos de vista, pero no puedo decir que los comparta y comprenda.

Gullotta también buscó indagar en la memoria de los habitantes de Solano:

"El vértigo de los asuntos modernos borró o rasgó hasta las cicatrices. Muy pocos recuerdan algo, ya nadie parece poder develar la verdad de nuestros primeros pasos. Es más que una amarga queja; más bien la fuerza vital que tiene el desencanto frente a lo fugaz. El presente se une a la velocidad.(...) Pero las cosas del mundo tienen un fundamento sólido y es eso lo que ha caído en el olvido, inadvertida y silenciosamente, trastocado por el trajinar de los opacos días, la trampa mortal de los meros cambios de cortinado".

Afirma el autor que "la pregunta fundamental es por el espíritu del pueblo y la Nación", a los que tranquilamente podríamos sumar la familia.
Sin familia no hay pueblo ni Nación.

Ya desde el inicio del blog donde desarrollo la historia de mis familiares explicité que no pretendía provocar nostalgia y dolor por tiempos lejanos y personas que ya no estan entre nosotros. Que era fundamentalmente una necesidad de saber sobre la vida, los sueños y las pasiones de nuestros abuelos y padres. Que ese saber nos diria de donde venimos y, si sabemos interpretarlo, tambien nos ayudaría a proyectarnos hacia el futuro.

Dice Gullotta sobre esta cuestión:

"Recordando y escribiendo(...) tuve sobrados motivos de desasosiego que excede una posición romántica y puramente nostálgica. No hay nada aquí de pintoresco. Toca al sentido de la vida, al futuro que le podría caber al hombre sobre la Tierra, a la comprensión profunda de las comunidades sobre su destino histórico. Bien entendido el universo también es muy pequeño. De lo contrario, dónde hay algo real? En el actual mundo mediático nos inducen a creer que nosotros, este mundo "pequeño", no existimos".

18 ago. 2016

LUCIÉRNAGAS DE SOLANO. Reflexiones... parte dos

Continuando con esta serie de notas, en el marco de distintos eventos culturales que se estan realizando para celebrar los 350 años de la fundación de Quilmes y los 67 años de la fundación de San Francisco Solano, abordaremos los distintos relatos en los cuales Víctor Gabriel Gullotta rememora al extinto Ferrocarril Provincial.
En su reciente libro, Luciérnagas de Solano. Pinceladas del origen de nuestra ciudad, encontramos al menos cuatro relatos donde el autor nos habla sobre distintos aspectos de ese tren que ya puede ser considerado legendario.
No solo se refiere a él con datos técnicos y procesos históricos sino también, por medio de anécdotas y recuerdos propios, con los cuales nos traslada a esos años de su infancia y juventud.

Mi primeros años de vida coinciden con los últimos años del tren. Cuando dejó de funcionar yo aún no había ingresado a la escuela primaria. No encuentro en mi memoria alguna imágen de aquella bestia de hierro. Esto me resulta llamativo al considerar que sí conservo imágenes del viaje en tren que mi familia realizó a Tucumán en diciembre del 75.
Sin embargo, hay un recuerdo que sí ha perdurado de aquellos años en que el tren circulaba. Es el sonido de su pesado andar y el de su silbato o bocina. Es de noche o en las primeras horas del día en las que aún reina la oscuridad. Vivimos en una casilla de apenas dos habitaciones, en la calle 854, a media cuadra de la 893. El cruce de la Monteverde con las vias está relativamente cerca.
Escribió Gullotta: "El tren, ya en plena velocidad, se bamboleaba a diestra y siniestra. A cientos de metros de la avenida Monteverde la bocina empezó a tocar enloquecidamente. Una costumbre a esa altura de las vías".

Los límites de la geografía que conocía de chico era singularmente reducida. Cuando fui entrando a la adolescencia, a medida que aumentaba mi curiosidad también aumentó mi libertad para superar esos límites. Fue asi que siguiendo las vías hacia el sur, más allá de la Monteverde, llegué a un puente alli donde las vías se cruzaban con el arroyo Las Piedras. Todo aquello representó para mí un descubrimiento formidable; por el tamaño de aquella estructura y porqué el gran espacio verde que se veía hacia el sur daba la sensación de un territorio a explorar y conquistar.

Así lo narra Gullotta, de manera tierna y poética: "Él nos mira todavía a lo lejos, puerta de entrada y de salida al sur pampeano profundo. Oscuro sigue en su soledad, más olvidado que nunca. Están allí mis queridos amigos escondiéndose en sus recovecos, debajo de los durmientes, cuando el destartalado pero furioso tren los pasaba por encima y les daba para siempre el pasaporte de valientes. Allí están todavía los más osados caminándolo desde lo alto, tal vez para que la altura del hombre se viera desde Egipto, digo, desde el Camino Gral Belgrano, y desde la cúpula de la iglesia de Rafael Calzada".

En ciertas ocasiones sucede que las vias del ferrocarril son tendidas con el objetivo de unir pueblos ya existentes. En este caso el tren ya circulaba anteriormente a la creación de Solano. Los lotes de mayor valor fueron aquellos que más cerca se ubicaban de las vías del Ferrocarril Provincial

Nos dice Gullotta en "El último tren de trocha angosta" : "Nuestro viejo tren comenzó a funcionar en 1927 como un gran proyecto económico y social del Gobierno de la Pcia de Bs. As. El tren estaba desde antes de la fundación de Solano. Recién cuando se levanta el pueblo se constituye el Parador Km. 46, la distancia que había desde La Plata, su ciudad cabecera. Luego, pero nunca oficialmente, se convierte en La Estacion San Francisco Solano. Desde el principio abordarlo era toda una aventura y un viaje apasionante. Los primerísimos habitantes llegaron a detenerlo haciéndo señas o prendiendo antorchas en la noche".

Cincuenta años funcionó el tren de trocha angosta que unía Avellaneda-La Plata, e incluso hasta localidades en el límite con La Pampa. La etapa dorada con San Francisco Solano duró algo más de 25 años.
En 1977 el gobierno cívico militar que había llegado al poder un año antes decretó su extinción. No les importó eliminar el factor de progreso que representa el ferrocarril para los pueblos.
Si la trocha angosta implicaba una tecnología ya inapropiada por razones de costos y seguridad debieron buscar soluciones que potenciaran los enormes beneficios de contar con un ferrocarril activo.

La fundación y crecimiento de Solano se da en un fuerte contexto de inmigración interna y externa junto a una creciente tendencia industrialista. Muchisimos laburantes recurrían al tren para ir y venir de sus trabajos.
La dictadura militar implementó un sistemático plan para retornar al modelo agroexportador de la vieja y vengativa oligarquía. La desindustrialización de las grandes urbes era un golpe letal a las masas trabajadoras.
Fua así que el viejo tren pasó a ser para muchos habitantes de Solano solo una leyenda más.

17 jul. 2016

Rescatando publicaciones de mi Facebook


Me quedé pensando en el "descartable iluminismo frances" mencionado por mi amigo Víctor Gabriel Gullotta .
Porque serà descartable? Que hay de malo en esas ideas filosóficas que sirvieron de sustento al pensamiento revolucionario de hombres como Belgrano, Moreno, Castelli y tantos otros?
Será que en realidad el "iluminismo" es un concepto falso, contradictorio o traicionero, donde sus portadores parecen transmitir un mensaje progresista, republicano, incluso popular, pero en realidad son los propagadores de las semillas de males mayores?
Será sólo la condición de "iluminista" lo descartable, lo criticable? o lo es por ser francés? El iluminismo inglés merece el mismo desprecio?
Podían nuestros primeros próceres y hombres públicos beber de otras corrientes ideológicas? Su pensamiento revolucionario fracasó por la incapacidad de unir lo valioso de dichas ideologías con una adecuada interpretación de la realidad que vivían a diario?
Podía prosperar un pensamiento revolucionario? O representaron una amenaza para distintos y poderosos sectores e intereses? O es que jamás llegó a plasmarse un verdadero pensamiento revolucionario?

Victor Gabriel Gullotta respondió:

"Las preguntas son muy buenas.  Las respuestas más difíciles y exigen algo de tiempo.  Desde ya no es "descartable" por ser francés, sino por "iluminista".  El Iluminismo francés se liga con el "empirismo" inglés, tan dañino como aquel. No hay tal Iluminismo inglés. Y cuando se habla de próceres y hombres públicos nos fijamos solamente en Buenos Aires, o quienes tuvieron relevancia en el gobierno central.  Y no en el variopinto juego de caudillos del interior.  Si aquellos bebieron de alguna manera en el Iluminismo, estos sin duda no lo hicieron. Y allí está una de las claves".

1 jul. 2016

LOS GILES. De Cambalache al Bicentenario. Parte uno

Quiero reflexionar sobre los giles y la corrupción de un sistema social.

Quien sería un gil en la cultura popular argentina?. Desde el lunfardo el término hace referencia al tonto, al lerdo, al torpe  o estúpido. Al ser humano de pocas luces que fácilmente es engañado.

Decirle gil a una persona podría ser considerado por el destinatario como una manera de insultarlo, de agredirlo. A nadie le gusta ser llamado gil. Aunque tambien hay que decir que sería un insulto "suave" en comparación con otras palabras que suelen usarse hoy en día.

En el tango Cambalache, creación magistral de Enrique Santos Discépolo, es posible advertir un alcance más amplio y complejo del término gil.
Dice al final de una de sus estrofas:

"...el que no llora no mama y el que no afana es un gil".

No se afana(robar) por ser tonto o lento?

La expresión parece decirnos en verdad que si uno no roba es porque aún conserva cierta noción de honestidad, una moralidad que paulatinamente ha desaparecido ante la prepotencia de lo vulgar, de lo desleal y el exterminio de los valores humanos.

"Los inmorales nos han igualao..."

sentencia el autor con notable crudeza en otro fragmento del tango.
Y es que toda su letra nos habla de la degradación de la humanidad, desde una perspectiva histórica:

"Que el mundo fue y será una porquería
En el 506 y en el 2000 también...
Que siempre hubo chorros, maquiavelos y estafaos..."

Y desde una perspectiva social:

"Cualquiera es un señor
Cualquiera es un ladrón".

"...da lo mismo si se es cura, colchonero, rey de basto, caradura o polizón".

El panorama presentado es desolador, donde incluso los valores religiosos han sucumbido ante la maldad reinante.
Parte de esa malicia es representada por la delincuencia, en la corrupción de un sistema que nos atrapa, nos devora o nos escupe:

"Vivimos revolcados en un merengue
Y en el mismo lodo todos manoseados".

El destino de esa sociedad, de ese mundo perdido por su ambición y egoísmo solo puede ser, diran algunos, el peor de los destinos:

"Dale que va, dale nomás!
Que allá en el horno nos vamos a encontrar".

Será posible darle otra vuelta de tuerca a estas reflexiones y encontrar otros caminos que nos lleven a pensar nuevas alternativas al sistema social vigente?

O quizás no sea necesario encontrar radicales soluciones. Es probable que en la misma letra de Cambalache se hallen indicios de como seguir adelante. Juntos lo iremos viendo.

19 feb. 2015

OBJETIVO FINAL: LA NO CONTINUIDAD DEL MODELO K

La realidad, el tiempo histórico en el que se desarrolla nuestras vidas, siempre ha sido compleja y turbia. Quizá sea esa complejidad lo que determina lo fascinante que resulta encontrar algunas pistas, algunos indicios que nos muestren el camino a seguir, con el objetivo de lograr certezas, y, en definitiva, alcanzar una porción de una verdad que suele ser esquiva, intencionalmente ocultada.
Sería ingenuo pensar que las cosas pasan solo porque sí, que no hay nadie detrás interesado en que así ocurran. La verdad absoluta jamás es revelada a la gran mayoría de los actores sociales. Generalmente conocemos algo de ella porque es la cuota mínima e indispensable que están dispuestos a ceder. Lo triste es que muchos se conforman y hasta llegan a ser felices con esa verdad.
Sin embargo, el gran desafío consiste en descubrir porciones mayores de verdad, para lo cual se requiere previamente la toma de conciencia de que algo no está bien, que lo que sabemos no logra explicar la realidad y que existen personas interesadas en mantenernos en las sombras de la ignorancia.

Los sucesos que vienen conmoviendo a la opinión pública nacional e internacional son de una complejidad tal que requieren de un sincero esfuerzo racional para lograr hallar y descifrar las intrincadas conexiones entre distintos hechos y procesos sociales, políticos y económicos.
Hemos dicho ya que las cosas no pasan porque sí. Un evento está determinado por una serie de circunstancias, de variables visibles y sencillas, pero también por otras que no lo son, todas ellas producto -hay que remarcarlo todas las veces que sea necesario- del interés y del accionar de los hombres.

Decir que el fiscal Alberto Nisman se suicidó o que fue asesinado por culpa exclusiva del gobierno es realizar un razonamiento muy básico, superficial e ingenuo.
Debe quedar claro que no pretendo aquí descubrir grandes verdades ni indicar como debe pensar cada uno. Solo quisiera poder realizar algunas consideraciones sobre las causas y las consecuencias de la muerte de Nisman, las que evidencian la complejidad que vengo señalando para contradecir el razonamiento simplista de ciertos sectores sociales.

Una pregunta fundamental que deberíamos formularnos, más allá de si fue suicidio o asesinato, es: a quienes beneficiaba o perjudicaba su muerte?
Los hechos que se vienen produciendo desde hace un mes, con marcha "del silencio" incluida, demuestran que el principal perjudicado con la muerte del fiscal Nisman es el gobierno nacional, representado en la figura de la presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner.
Y esto porqué es así? Acaso la Justicia ha demostrado que la presidenta o alguien del gobierno dio la orden de matar al fiscal que denunció a Cristina por un supuesto encubrimiento de los iraníes sospechosos de haber participado en uno de los mayores atentados ocurridos en Argentina?

No. La Justicia aún no tiene indicios ciertos que abonen la hipótesis del asesinato, sin embargo, gran parte de la sociedad tiende a pensar en ese sentido y aquí es necesario ir analizando una serie de variables que explicarían el porque de ese comportamiento ciudadano.
La presidenta representa a la máxima figura del Poder Político. Cuando se trata del "Poder" la gente tiende a creer que solo reside en la dimensión política, atribuyéndole características negativas, casi perversas. Con los otros "Poderes", ya sea el legislativo, el judicial, o el corporativo económico-mediatico no evidencia tantos reparos ni inquietudes.
Esto demuestra no solo parte del razonamiento simplista de mucha gente sino que evidencia como operan algunos grupos de poder para dar a conocer solo fragmentos de la verdad.
Porque la verdad es que el " Poder Político" en las sociedades democráticas es el más vulnerable frente a los embates de los restantes poderes.

"Un fiscal denunciando a la presidenta? Eso sí que es tener coraje! Es un verdadero patriota! Tiene todo mi apoyo si enfrenta a los políticos corruptos, soberbios y tiranos!"

El débil y honesto obtendrá mayores simpatías que el poderoso y corrupto gobernante; es casi una ley bíblica.

Sin embargo, es momento de preguntar: sabía la mayoría de las personas quien era el fiscal Nisman? Sabía de sus contactos con la embajada norteamericana y los servicios de inteligencia extranjeras , de sus informes  y visitas al gobierno norteamericano?

Insisto en que debemos esforzarnos en profundizar el análisis de distintas y -en ocasiones- contradictorias situaciones o variables. Veníamos hablando de los poderes.
Es una obviedad decirlo, pero muchos parecen no entender que detrás de un determinado "Poder" hay intereses humanos.
El poder político en Argentina, especialmente cuando se ha tratado de gobiernos de tendencia nacional y popular, siempre ha visto su accionar y pensamiento, atacado y despreciado por fuerzas imperialistas y oligárquicas, y esencialmente antipopulares.

Continúa

9 ago. 2014

Los Centuriones de Aguilares (proyecto literario a largo plazo)

Por unos instantes cuya duración no podría precisar, pareció que un eclipse dejaría en penumbras a todo el potrero, siendo nuestros cuerpos devorados por las sombras proyectadas por aquel objeto circular que, deslizándose entre nuestra área y la media cancha, se había interpuesto entre el sol y la Tierra.
Cuando la pelota dejó que la luz solar pudiera iluminarnos con su máximo potencial todos pudieron admirar la destreza con la que Miguel durmió el balón en su pecho. Un segundo más tarde, casi sin respirar, lo tenía apretado bajo su pié descalzo, rojizo ya de tantas pisoteadas recibidas por rivales que jugaban con calzado deportivo.
Cuál gladiador que se prepara para lanzar  su arma más letal, levantó su cabeza y observó el rápido movimiento de su hermano Pedro en el área contraria. Intuyó entonces el mejor lugar donde la desenfrenada carrera debía cruzar la trayectoria de la pesada pelota y con toda su fuerza le pegó con su prodigiosa zurda.
Sinceramente no creo que muchos se hubiesen atrevido a dar el salto y meter la cabeza para desviar lo que ya había dejado de ser una pelota para convertirse en una pesadísima y mortífera bala de cañón.
El arquero de ellos no tuvo una reacción digna de los grandes porteros y no hizo mucho por detener la esfera incandescente que ingresó en el ángulo superior derecho de su arco.
Pero no pudimos celebrar inmediatamente aquella obra maestra, de la que me sentía infinitamente orgulloso, no solo por mi condición de arquero que había iniciado la secuencia hacia el gol de la victoria, sino por el peculiar hecho de que los otros dos jugadores partícipes de la jugada eran mis hermanos.
Al ver caer a Pedro luego del cabezazo corrí enloquecido hasta el otro extremo de la cancha. Miguel ya estaba allí,  intentando reanimarlo. Los otros changos contemplaban entre sorprendidos y asustados. Permaneció inconsciente solo segundos...los más prolongados de mi vida. Al abrir sus ojos y ver a todos sobre él preguntó:
_Que? Ganamos ?
La respuesta fue una exclamación colectiva plena de algarabía, donde se mezclaban la tranquilidad por verlo recuperado a nuestro goleador y la felicidad por haber vencido a un duro rival, quizás el más difícil de los que habían llegado desde los barrios ricos.

Tan importante victoria sin duda acrecentaría nuestra fama en el barrio propio y en los vecinos. Pedro, Miguel y Juan Centurión. Los tres centuriones del barrio Independencia cuya popularidad comenzaba a expandirse a las demás barriadas de Aguilares.
Los del equipo rival ya se retiraban cuando uno de ellos se detuvo para gritarnos:
_Hey, "centuriones", porque no le ruegan a Perón una ayuda? Aunque sea para unas zapatillas que les de dignidad!

Miguel ya quería correrlo pero le tomé del brazo:
_No vale la pena. Quedaron calientes por la paliza que les dimos.
_Si, pero...

No término de expresar su pensamiento. Aunque se lo percibía molesto por aquel malicioso comentario.
Pedro ya marchaba unos metros delante nuestro y sin darse vuelta casi que gritó:
_Volvamos a casa!. Mañana será un gran día por la llegada del presidente.

.

6 ago. 2013

UN OCTUBRE AÚN INVERNAL

El mes de Octubre tiene para mi varias significaciones, tanto a nivel personal como en lo que hace a las dimensiones políticas e históricas de nuestro país.
En casa, durante el mes de Octubre, se daba el peculiar hecho de recordar y celebrar los dos cumpleaños de mi viejo. Había nacido el 2 de Octubre de 1944, pero recién fue registrado en la memoria del Estado Argentino el dia 23 de ese mes y de aquel año.
Un año después, en octubre del 45, puede decirse que nació a la vida política argentina una fuerza popular que palpitaba desde hacía tiempo en lo profundo de la sociedad. Cuando el pueblo encontró a su líder nació el peronismo.
Mi viejo, que siempre fue peronista, fue, antes que cualquier libro o película, el primero en transmitirme sus impresiones y razonamientos sobre el 17 de Octubre del 45 y toda la historia que vino después.
Él, al igual que yo -y al igual que muchos- se sintió traicionado y defraudado por el posmoderno caudillo riojano que, cual pastor poseído por un impulso mesiánico, llevó a su rebaño a las fauces mismas del lobo neoliberal.
Él, mi viejo, al igual que yo -y al igual que unos pocos- apostamos todas las fichas a ese gobernador flaco, alto y prácticamente desconocido que los vientos del sur traían al centro de la escena política nacional, en una necesaria renovación de la esperanza que, sin embargo, no contaba con mucho margen de maniobra ante el descrédito generalizado que provocaba la clase política en una sociedad diezmada por las políticas impuestas por el imperialismo globalizado.

Y él, mi viejo, al igual que yo -y al igual que muchos argentinos que lo incorporaron a su sistema emocional- habrá sentido una enorme tristeza y habrá llorado cuando se enteró, un 27 de Octubre del 2010, que Néstor Kirchner, el ex presidente que llegó desde el sur patagónico, había fallecido.
Tres meses después falleció mi viejo. No llegó a votar por la reelección de Cristina Fernández de Kirchner, quien había sido la gran compañera de vida y de militancia del ex presidente, en Octubre del 2011.

Es decir entonces, que en algunos años el mes de Octubre ha implicado vida, nacimiento, ebullición, expansión, "revolución",
lealtad y primavera.
Pero también han existido los años en donde Octubre ha implicado muerte, decepción, tristeza, retrocesos, "contrarrevolución", traición y una persistente sensación invernal.
Quiero referirme entonces a Octubre de 2013....

(Continúa en breve)

22 jun. 2013

NO SOY OPOSITOR, al modelo K (parte dos)

Intento nuevamente retomar el hábito de la expresión escrita a partir de la continuación de ciertas temáticas -y sobre todo del espíritu- abordadas en una de mis últimas publicaciones, cuyo título bien podría considerarse toda una declaración de principios o, si se prefiere, un grito de guerra.
En efecto, decir "no soy opositor" no resulta políticamente correcto cuando pareciera que está creciendo la población que dice estar disconforme con las políticas del gobierno o expresan un fuerte rechazo a la investidura presidencial.

Ahora bien, algo extraño acontece cuando lo que se dice no tiene una lógica correspondencia con lo que se piensa.
Es raro que en los ámbitos públicos que frecuentamos encontremos una opinión favorable de la gestión del gobierno nacional o una perspectiva optimista de dicha gestión.
Pareciera existir en los argentinos una llamativa predisposición a la negación, y a la negatividad: todo, pero todo, lo que hace, o deja de hacer el gobierno está mal. De este modo, en la oficina, en el colectivo, en el almacén o en la cola del banco, nos cruzamos con voces opositoras; y su efecto contagioso sobre los demás es notable: expresar su bronca los regocija, como si la felicidad se lograse en la explicitación de una opinión compartida.

Sin embargo, decíamos que muchos sufren, sin saberlo, una grave patología:
decir algo en lo que no se piensa realmente. La gente repite lo que escuchó, sumándose a las voces críticas del gobierno. Pero, a la hora de votar tienen peso distintos razonamientos, en un proceso interno y silencioso que poco tiene que ver con las expresiones publicamente emitidas.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

No es cuestión de menospreciar o ignorar las voces opositoras, críticas del gobierno, puesto que en ellas se pueden hallar quejas sinceras y reclamos genuinos.
Lo que sí es criticable y motivo de reflexión es que esas voces opositoras no sean las expresiones de una sociedad politizada o ideologizada; sino más bien es la voz de una sociedad mediatizada, donde el discurso emitido es casi un eco perfecto del relato producido por los medios.

Es necesario decir, una vez más -y todas las veces que se requiera su explicitación-, que se está librando una batalla cultural cómo pocas veces en la historia nacional. Los bandos están claramente definidos. Por un lado quienes desean mayor libertad, más democracia, más participación ciudadana, más y mejor Estado para la construcción de un modelo político, social y económico inclusivo, solidario, nacional, popular y democrático.
Por otro lado, los que quisieran una ciudadanía menos politizada, un modelo económico donde el Mercado hiciera sentir el rigor de su filosofía excluyente, egoísta, corporativa y antinacional; donde la democracia es sólo una gran farsa para ocultar la dominación del poder económico sobre las instituciones de la república.

Parte fundamental de esa batalla cultural que nos atraviesa es la creación de un discurso, de un relato que legitime los principios y argumentos de cada bando. Y otra parte fundamental en la batalla cultural es el posicionamiento que haga cada uno de nosotros, participando activamente, pasivamente o pretendiendo quedar al margen de la disputa por el predominio de uno de los modelos sobre el otro.

Continúa