BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

3 ago. 2010

MANIPULANDO LA HISTORIA, la versión de Hugo Biolcati

En su discurso de inauguración de la exposición de Palermo, Hugo Biolcati, titular de la Sociedad Rural Argentina, hizo una curiosa interpretación de la historia argentina, en un desesperado intento por conquistar la atención y la voluntad de la clase política opositora al gobierno nacional. Humildemente creo que la versión presentada por este señor, sesgada por una ideología conservadora y oligárquica y por intereses corporativos, es una demostración cabal de como se puede manipular la historia, para hacerla parecer estar de su lado. Éste grosero intento de adueñarse de la historia debería ponernos en alerta y es de esperar que los intelectuales y la ciudadanía despierta salgan a contradecir y repudiar la versión histórica de Hugo Biolcati. ¿Qué fue lo que dijo éste señor? Basicamente intentó presentar a los hombres de campo como "los forjadores de la patria" y que estos hombres vivieron su esplendor cuando predominó en el país una ideología liberal, librecambista y elitista. Es así entonces que nos dice que la nación vivió su época dorada hace cien años atrás, que a mediados del siglo XX el país entró en decadencia y, finalmente, en la actualidad, con el Kirchnerismo, la Argentina ha desbarrancado. Dice Biolcati: "Cada vez que castigamos al campo nos equivocamos. En el centenario éramos el granero del mundo y una de las naciones más prósperas del planeta. En el Bicentenario somos un país vapuleado por la corrupción, la imprevisión, la exclusión y la pobreza". Claro que tampoco dejó pasar la oportunidad para pegarle duro al gobierno nacional al que calificó de autoritario, soberbio, egoísta, crispado, arrogante, confrontativo e intemperante. Con ello se ganó el aplauso de sus compañeros de la Mesa de Enlace y de los políticos opositores, Mauricio Macri y Eduardo Duhalde, entre los más destacados. / La versión histórica que expuso Biolcati no se inició en 1880 sino que retrocedió hasta los inicios mismos del país independiente y por poco no presentó a Mariano Moreno y Manuel Belgrano como los padres ideológicos del modelo de país que tanto añoran "los hombres del campo". De Belgrano destacó su "tarea de promoción de la agricultura, a la que consideraba un pilar del progreso económico de las naciones" y de Moreno dijo que Escribió la Representación de los Hacendados y "luchó por la libertad de comercio, contra los altos gravámenes que exigía el cabildo virreinal". Ésta última afirmación le sirvió para compararse con Moreno al decir que luego de 200 años "estamos luchando contra otros gravámenes exigidos por otros mandatarios". / Luego su discurso se centró en su etapa predilecta, el Centenario: "En 1919 las exportaciones superaban los mil millones de dólares, récord recién superado en 1946. El 50 por ciento del comercio exterior de toda América del Sur era argentino. ¿Dónde equivocamos el camino? ¿Porqué perdimos el rumbo?" se preguntó. Ciertamente llama la atención que Biolcati presente al Centenario como una realidad casi utópica, un mundo feliz sin conflictos sociales mientras que el Bicentenario es un tiempo cuasi apocalíptico: "Hace cien años el debate era si debíamos ser como los grandes países de Europa o como los Estados Unidos. Hoy compartimos con los países más humildes y castigados de la Tierra los últimos puesto del ranking de calidad institucional" remató. / En el diario Página 12 del domingo 1 de agosto se puede leer: "Cualquier desprevenido que ayer escuchó al titular de la Sociedad Rural podría haber pensado que los historiadores mienten cuando dicen que la buena performance exportadora de comienzos del siglo XX se combinó con profundas desigualdades sociales, altos niveles de pobreza y el fraude como herramienta política sistemática. De hecho en 1910 se registró el número más elevado de huelgas y disturbios sociales de la época, pero Biolcati prefirió obviar esa parte de la historia y .rápidamente se traslado al presente" / Con respecto a lo que afirma Biolcati sobre Moreno y Belgrano es lógico que ese sea su pensamiento ya que, como bien lo dice Norberto Galasso, "la historiografía mitrista ha inventado "un Mariano Moreno apóstol del liberalismo económico". Sobre esto último el historiador citado realiza una muy interesante reflexión: "se comete una deformación grave al caracterizar a Moreno como partidario de la libre importación, tomando por argumento el alegato profesional redactado en 1809 en "Representación de los Hacendados y Labradores solicitando el libre comercio". Propiciar la libertad de comercio en reemplazo de un régimen monopólico, no significa definirse contra los aranceles a la importación o la prohibición de ingreso de algunos productos sino comerciar con todos, pero hacerlo del modo y en las condiciones que nos resulten más convenientes.(...) "Ese" Moreno -nacido el 23 de mayo de 1810 cuando su acción política se ensambla con "los chisperos" y agitadores y lo lleva a los primeros planos del escenario político- nada tiene que ver con el abogado de Mackinnon, el autor de la "Representación" o el socio de Álzaga en la asonada del 1 de enero de 1809". Lo que nos dice Galasso es que el Moreno que está en el poder ya tiene otro pensamiento, seguramente influenciado por su experiencia de gobierno y por las protestas de productores y artesanos que ya en 1809 se quejaban de la competencia practicada por la mercadería importada de mejor calidad y menor costo. Por ello es que "mientras intenta estimular las exportaciones (para lo cual rebaja el arancel), (continúa en los comentarios)...