BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

21 may. 2011

SECRETOS PELIGROSOS, Susana

Un célebre tango afirma en su letra "que veinte años no es nada". Eso podría llegar a ser cierto si se considerasen solamente dentro de tiempos históricos extensos, como lo son los siglos. Sin embargo, veinte años de una vida humana pueden configurar, por sus contenidos y circunstancias, el destino o, sino se cree en él, la realidad de las personas. / Existen individuos que ya desde temprana edad tienen bien en claro que es lo que quieren hacer, a dónde desean llegar. Es como si naciesen ya con un plan de acción interno y conocedores de las estrategias pertinentes para la concreción de sus metas. / Susana, la mejor amiga de Bárbara, pertenecía a esa categoría de personas. Elegida la carrera docente, quizás desde los años de escolaridad primaria, el primer paso fue optar por la vertiente pedagógica que ofrecía la escuela secundaria en su tramo final. El segundo paso inevitable consistía en estudiar el magisterio en un instituto de formación docente. Ya recibida de maestra de escuela comenzó a ejercer en escuelitas rurales donde puso a prueba su templanza para afrontar una existencia realmente sacrificada, tras la cual, y a manera de merecido premio, obtuvo la titularidad en el cargo. Todo ello le había demandado una década. En la siguiente decidió darle más prioridad a su vida familiar a partir del momento en que ella y su pareja aceptaron el desafío de la convivencia y, sobre todo, el de la paternidad. / Sin embargo, la concreción de las grandes metas suele tener también sus costos. Tanta lucha, tanto sacrificio con sus estudios, en su actividad laboral y, finalmente, con su familia, hicieron que Susana transcurriera esos veinte años de su vida prácticamente aislada de sus amistades del colegio secundario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario