BIENVENIDOS

No soy politólogo, ni sociológo, ni historiador, ni critico literario. Tampoco soy profesor, escritor o músico. Aunque les confieso que me gustaría ser algo de todo lo que mencione. Vivimos tiempos cruciales, intensos. No es momento de callarse la boca, de cruzarse de brazos. El pensamiento y la acción ponen en movimiento las ideas. Ellas siempre nacen crudas, incompletas, imperfectas. Razonarlas a fuego lento, difundiéndolas y discutiéndolas, es tarea crucial de la existencia. En éste, mi blog, intento concretar esa tarea. Te invito a pasar, si tus intenciones son reflexionar, argumentar y debatir con respeto por la opinión del otro.

30 dic. 2011

SECRETOS PELIGROSOS. A modo de introducción

Todos tenemos uno o varios secretos atesorados en nuestra conciencia. Y un secreto se hace peligroso cuando sale a la luz, cuando se lo da a conocer, cuando, en definitiva, deja de ser lo que había sido. / Se puede decir que desde el preciso momento que guardamos un secreto se inicia el accionar de fuerzas ocultas procurando liberarlo. Es probable que sea la subconciencia la que vuelca todos sus esfuerzos para liberar los secretos de nuestra conciencia. ¿Porqué razones damos a conocer nuestros secretos? No soy un especialista en la materia pero se me da por pensar que si esa confesión fue hecha sin meditarla, sin pensarla adecuadamente, es muy probable que sea obra de la subconciencia. Por otro lado, ocurre comúnmente que revelemos nuestros secretos luego de pensarlo detenidamente y a personas que merecen toda nuestra confianza. El problema radica en que, si de por sí ya resultaba trabajoso mantener bajo llave nuestros propios secretos, hacerlo con los ajenos puede convertirse en una lucha épica contra fuerzas poderosas y desconocidas que buscan doblegar nuestra voluntad de silencio. / Cierto es que muchas veces terminamos compartiendo nuestros secretos como una necesidad de alivianar la carga que llevamos. Pero, y en definitiva, un secreto liberado, ya sea de manera involuntaria o meditada, pasa a ser un secreto peligroso. No quiere decir esto que guardado celosamente en nuestra conciencia fuera totalmente inofensivo. Hay secretos que enferman y torturan a sus custodios. / Pero dar a conocer secretos, fuera la razón y el destinatario que fuera, es parte de procesos más amplios y complejos, mecanismos ocultos de la psicología humana, que a veces pueden derivar en situaciones peligrosas, prohibidas o perversas, con consecuencias insospechadas. / El paso del tiempo amplifica las tensiones que producen los secretos atesorados en la conciencia. ¿Qué efectos, qué consecuencias insospechadas podrían causar la liberación de ciertos secretos en el seno de un grupo de amigos que vuelve a reunirse luego de años de desencuentros? //